8 sept. 2009

Ya no es miedo. Ahora, es terror.

Qué miedo tengo... Estoy muerta de miedo. Raro, ¿verdad? Que alguien como tú, que cuando está cerca me inspira nada más que cariño y seguridad, me aterre de esta manera cuando está lejos de mí.
Tengo tanto miedo por... por... Calmémonos, tratemos de poner los pensamientos en orden. Pero este miedo irracional me impide pensar, mierda ya. Aver, aver. ¿Qué pasa? ¿Por qué este nerviosismo? La respuesta parece obvia, me la gritan todos los poros de mi piel. "No queremos que te hagan daño", me chillan, mientras se me pone la piel de gallina.
"¿Daño? ¿Por qué deberían hacerme daño?", me pregunto yo, algo confusa aún. Pero ea, ya tengo una pista, y eso me tranquiliza.
Vale, ahora que mi respiración se va calmando, mi cerebro va emergiendo de la neblina, dispuesto a ayudarme a pensar. Daño...
Sólo se me ocurre una persona que tenga en sus manos el poder de hacerme daño. Él. Sí, él, él tiene ese poder, al tenerme pillada como una tonta. Ajá, sí, es eso... Sólo imaginármelo diciendo algo como "ya no te quiero" se me rompe el alma. Pero...
No puedo hacer nada para evitar que eso pase, ¿verdad?
Me he metido a ciegas en una cueva oscura plagada de trampas, cogida de su mano, y donde sólo él tiene la linterna. Lo cual me deja sólo con la opción de confiar ciegamente en él.
Debo confiar en que no me hará daño, y varias personas me han asegurado que en mi caso eso será infalible, pues él desea fervientemente que yo me entregue de esa manera. ¿Sabré hacerlo? Espero que sí. Por que otra cosa que tampoco podría soportar mi corazón sería hacerle daño a él.
En fin. En caso de que él me hiciera daño... Sobreviviría, ¿no? Soy fuerte, o almenos lo he sido toda mi vida. Solución al tema: Si me hieren, me pondré una tirita.
Si le hiero yo a él... rezaré para que alguien le enseñe a ponérsela.

2 comentarios:

  1. Aterradoramente cotidiano. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, gracias. Procuro darle un tono cotidiano a todo, para que todo el mundo capte lo que siento.

    ResponderEliminar