29 jun. 2011

Monólogo interno.

Tienes que aceptarlo: Ya no está aquí, y ya está. Para. No pienses en ello. No es sano. Tienes cosas de las que ocuparte. Tu futuro está en juego. Y tú aquí, pensando en un chico. Vale, en un chico muy majo, sí. En un chico muy simpático y cariñoso, de sonrisa contagiosa, que te alegra el día con tan sólo abrazarte. En un chico dulce y atento, capaz de llorar por el hecho de no verte en unos 60 miserables días, y que haría cualquier cosa por ti. Y tú por él. Incluso poner en juego tu futuro.
...Oh, mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario